viernes, 1 de enero de 2016

MI mas o menos INTERES POR LA SOCIOLOGIA

Los que critican a los milicos y a la educación que nos dejaron,
educandos que ahora son los educadores promotores de nuestras
políticas en salud, estan muy equivocados.

Al menos en mi caso mi interés surge justamente por la manera
que diseñaron las autoridades de secundaria de la época los
programas y materias.

Pintó sociología para explicarle a unos pendejos que solo miran tetas
y culos y juegan al fútbol, Hume, Comte, Durkheim, Weber, Marx,
con la peregrina idea de hacerlos fachos.

Pa qué, con que necesidá de torturar niños.

La profesora era una pobre abogada que ahora es JUEZ,
hija de milico, buena gente pocas luces, que se sentaba y nos dictaba
una sanata que traía escrita como si preparara la clase.

Dictaba y dictaba, y nosotros escribíamos y escribíamos.
Cuando llegaba el escrito mensual debíamos estudiar esa sanata
y responder seis preguntas, que te puntuaban del 1 al 6.
Los milicos eran económicos y no tenían muchas dudas,
bajaron de 12 y de 10 todas las escalas a 6.

Al poco tiempo de estos dictados enseguida reconocí un estilo,
sobrio y contundente que definía las cosas perfectamente.
Imposible que ESA CHOTA elaborara ESE PENSAMIENTO ABSTRACTO.

Entonces me puse a buscar: me hice toda la parte de sociología de la
biblioteca nacional revisando lo que podría contener esos textos.
Nada. 
En la biblioteca del idal menos, la loca ni la pisaba.
Fué en la biblioteca del iava que tuve suerte.
Un librito del año del pedo, escrito por uno de los grossos,
para un nivel de secundaria, que era el curso de sociología en no se
cuales de las carreras que lo dan.

¡qué felicidad!

Encontré justo donde estaba dictando, y me tuve que copiar un toco
del resto porque el libro no me lo dejaban sacar.

Cuando llegó la clase y pintó el dictado, la dejé correr un par de frases,
y cuando hizo una pausa seguí yo dictando como si tal cosa.

La loca quedó petrificada, se hizo un silencio, yo dictaba y nadie copiaba.

Cuando paré me miró y me dijo: retiresé.

A la próxima clase el dictado era el mismo pero ya con las correspondientes
inconsistencias teóricas que da el reformular algo sin entenderlo.

Había examen obligatorio y tuve que estudiar de verdad
porque esta vieja me va a matar.

¡que te pasa! ¡ni lo miró al examen! 

NO APROBADO

Cuando lo dí en febrero la cagué, había dos profesoras mas
y ella no era la presidenta de mesa.
Además la boluda se equivocó en una pregunta confundiendo
comte con durkheim.

Esperé a que fuera al baño y encaré a la presidenta:

Profesora: esa pregunta tiene un error, no es comte es durkheim
que habla de eso.

La loca mira y dice: hay sí, tiene razón, disculpe, y lo cambia.

Esta vez no pudo aplazarme delante de la otra, porque cuando
entró yo terminaba de hablar y se dió cuenta que la docente
(que era docente de verdad y no una profesional universitaria
que rindió las materias y ya se cree docente)
había captado que yo de la MATERIA SOCIOLOGÍA SABIA.

Es mas, podía demostrar que en esa clase, la profesora de
verdad y yo eramos los ÚNICOS QUE COMPARTÍAMOS
ESE CONOCIMIENTO como un interés GENUINO DE SABER MAS.
Para todos los otros actores solo era un trabajo o una obligación.

Ese interés genuino por saber mas sociología se lo debo a esta buena
profe, buena gente digo, una victima inocente mas de los poderes
que nos enfrentaban, haciendo lo mejor que podía desde su real
saber y entender, interés que dió su fruto a la hora de dar el
examen de sociología en FACULTAD en donde el grosso grasera
disertaba como carpe diem.
El examencito de mierda era una múltiple opción para retrasados,
en donde se rompía la mas básica norma a tener en cuenta, no
poner mentiras, falsedades o ambiguedades.

Los genios que los diseñaban te daban siempre una absurda falsedad
que daba coherencia en pares al resto.
No tenías que saber la materia, con saber hacer crucigramas alcanzaba.
Sociología salve porque ya sabía. Derecho cívil y derecho romano
las salvé leyendo el día antes el código cívil.

Eso fué otra GRAN REVELACIÓN PARA MI: es real que estamos
todavía en la decadencia del imperio romano, nada cambió.

Me hizo sentir orgullo de mi parte italiana. Y me hizo entender
el cinismo con que los latinos miramos a las autoridades.
Nosotros los estamos mirando actuar desde hace 2000 años,
mucho antes de que los bárbaros aprendieran a usar cubiertos.
Por eso están tan entusiasmados por conquistar el mundo, y tienen
ese sentido de nación, recién llegan.
Pero a nosotros que haces 2000 años que tenemos senado,

¿que nos van a decir? ¿con qué nos van a engrupir?

PAN Y CIRCO, 

ES VERDAD, ES LO ÚNICO QUE FUNCIONA.



No se porque, pero hay algo en el formato, en la manera, en la intención

DE VUESTRAS POLÍTICAS DE DROGAS Y SUS FUNDAMENTACIONES
CIENTÍFICAS

QUE ME HACEN ACORDAR MUCHO A MI EXPERIENCIA ESTUDIANTIL
CON LA MATERIA SOCIOLOGÍA

Debe ser parte de la ESQUIZOFRENIA QUE PROVOCA LA MARIGUANA.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario