viernes, 1 de enero de 2016

Espiritualidad Nativa y el Misterio de la Eucaristía

¿HABLAMOS DE ESPIRITUALIDAD?

LA MARIHUANA PARA NUESTRA CULTURA DEL CANNABIS ES UNA PLANTA SAGRADA.
DESDE LOS AÑOS SESENTA COMPARTIMOS CON LOS PUEBLOS ORIGINALES
LA ESPIRITUALIDAD NATIVA QUE CONSIDERA A LA TIERRA UN SER CONCIENTE,
NUESTRA MADRE QUE NOS DA LA VIDA.

Todo lo que nos da nuestra MADRE ES SAGRADO,
sobre todo las plantas enteogénicas que son
el PILAR DE NUESTRA ESPIRITUALDAD,
la herramienta de nuestra BUSQUEDA DE VISION
como le llamamos a la disciplina espiritual
de retirarse al monte o a la montaña para
desafiarse a sí mismo en condiciones extremas
de soledad y rigor climatico.

Ya sabemos que si decimos en el CONSULTORIO DEL
DOCTOR ANTIDROGA que la marihuana es una PLANTA SAGRADA
se nos caga de risa, pero no tiene dificultades de
ir o admitir que un colega vaya a abrir la boquita
delante del cura para recibir el CUERPO DE CRISTO.

Ni imagina el pelotudo que la misa y el misterio de
la eucaristía, la comunión con la divinidad, es el formato
de los rituales eleusianos que el imperio romano tomó
cuando inventó el catolicismo a partir de todas sus
religiones. Claro que para que la comunión ocurra,
falta el ingrediente principal, el té de centeno con cornezuelo o LSD, 
el cual cambiaron eufemisticamente
por cereal y vino.

Imáginense la risa que nos da a los INDIOS verlo
poner cara de éxtasis al recibir un cacho de pan
sin gusto que no pega.
Toda la espiritualidad dependerá de la capacidad
del sujeto de venderse los buzones de su imaginación.

En cambio NUESTRA PLANTA SAGRADA, en cuanto la consumís
ya estás en un espacio de AUTOREFLEXION que ya quisieran
encapsulado para tomar ustedes y venderle
a sus clientes.

MARIHUANA MEDICINAL NO EXISTE,
OTRA COSA EN PROCESO DE ROBO, APROPIACION,
CAMBIO DE NOMBRE, SECUESTRO DE ROL,
a NUESTRA CULTURA

La marihuana
ES NUESTRA MEDICINA Y LA RECETAN LOS BRUJOS, LOS MACOÑEROS
Y LOS CHAMANES.

Ah, pero no creen en brujos y chamanes,
estos también están en CANA
POR EJERCICIO ILEGAL DE LA MEDICINA,
aunque vayan a robarles y registrales sus plantas con su Industria
farmacéutica,
aunque su cultura se pierda en los orígenes de los tiempos,
y la vuestra todavía no la han integrado y no se sabe si
lo van a hacer antes de destruir el planeta.


¿cual sera el DERECHO A LA ESPIRITUALIDAD de la COMUNIDAD CANNABICA?

¿PODEMOS PRENDERLE VELAS A BOB MARLEY?
¿PODEMOS REZARLE A JOHN LENNON?
¿PODEMOS IR EN PROCESION A LA TUMBA DE LUCA?
¿PODEMOS USAR LA MARIGUANA COMO LO QUE ES
UNA HERRAMIENTA DE LA ESPIRITUALIDAD NEGRA Y NATIVA Y HIPPIE
DE DESARROLLO PERSONAL Y SOCIAL?


Empezar a exigir estos derechos es ciertamente un TERRENO PELIGROSO
en que los cuclusclanes médicos, religiosos y policiales te perseguirán por
APOLOGIA DE DELITO


Pero en NUESTRAS ESPIRITUALIDAD, en NUESTRAS CEREMONIAS
SAGRADAS DE MEDICINA,
vas a tener que tomar PEYOTE, HONGO O AYAHUASCA y no vas a poder
ser HIPOCRITA Y MENTIR como lo hace en vuestras iglesias.

En una de nuestras ceremonias DEBERAS SER TU MISMO SI O SI.

Claro, espiritualidad para las personas que no la practican
es una explicación que se hacen, no tienen ni idea,
tienen que tener IGLESIAS Y SACERDORTES para aterrizar
en el concepto.

Pero extrañamente, por muy ateos que son, legalizan solo LAS RELIGIONES
DE LOS AMIGOS.

¿Sabés el rollo que le hacen a los católicos para que se traguen el pan QUE NO PEGA SIN LSD?, 

no como era antes un té de centeno con cornezuelo, un honguito que que le sale en forma de cuernit
o negro que tiene dos mierdas importantes: ERGOTINA Y LSD , 

el tema es que la ergotina produce gangrena si se consume, por eso el pan de centeno contaminado mataba gente por la gangrena antes que se descubriera, pero NO ES SOLUBLE EN AGUA, en cambio el LSD sí, entonces lo griegos y romanos lo que hacían es UN BUEN TE BIEN COLADO y a volar con ELEUSIS. 

 Como los cristianos vinieron desde siempre CON EL CULO APRETADO por su ALCOHOLISMO en el que llegaron a identificar la SANGRE DE SU DIOS CON EL VINO, le sacaron el pegue cuando armaron la religión catolica en 300 DC, y les dejaron la misa con el pan sin gusto que no pega de los judíos y el vino con que SE EMPEDABA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. 

El rollo en catolic.net es este: 

Veamos ahora qué ocurre cuando este pan llega al altar y es consagrado por el sacerdote. La doctrina católica lo expresa con la palabra: transustanciación. Con ella se quiere decir que en el momento de la consagración el pan deja de ser pan y se convierte en el cuerpo de Cristo; la sustancia del pan –esto es, su realidad profunda que se percibe, no con los ojos, sino con la mente— cede el puesto a la sustancia, o mejor a la persona, divina que es Cristo vivo y resucitado, si bien las apariencias externas (en lenguaje teológico los «accidentes») siguen siendo las del pan.

Para comprender transustanciación pedimos ayuda a una palabra cercana a ella y que nos es más familiar: la palabra transformación. Transformación significa pasar de una forma a otra, transustanciación pasar de una sustancia a otra. Pongamos un ejemplo. Al ver a una señora salir de la peluquería, con un peinado completamente nuevo, es espontáneo decir: «¡Qué transformación!». Nadie sueña con exclamar: «¡Qué transustanciación!». Claro. Ha cambiado su forma y aspecto externo, pero no su ser profundo ni su personalidad. Si era inteligente antes, lo sigue siendo ahora; si no lo era, lo siento, pero tampoco lo es ahora. Han cambiado las apariencias, no la sustancia.

En la Eucaristía sucede exactamente lo contrario: cambia la sustancia, pero no las apariencias. El pan es transustanciado, pero no transformado; las apariencias (forma, sabor, color, peso) siguen siendo las de antes, mientras que cambia la realidad profunda: se ha convertido en el cuerpo de Cristo. Se ha realizado la promesa de Jesús escuchada al comienzo: «El pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo».

La Eucaristía ilumina, ennoblece y consagra toda la realidad del mundo y la actividad humana. En la Eucaristía la propia materia –sol, tierra, agua— es presentada a Dios y alcanza su fin, que es el de proclamar la gloria del Creador. La Eucaristía es el verdadero «cántico de las criaturas».




No hay comentarios.:

Publicar un comentario