miércoles, 11 de noviembre de 2015

EL DIA QUE DEJE DE ODIAR A LA POLICIA



Yo viví en dictadura, los milicos nos corrieron,
nos dieron palo, nos gasearon.
En el 71, 72 y 73 mandaban a los jupos a los liceos,
los pendejos ultra pachequistas que se manejaban
como una brigada, caían a los liceos con fierros
y metralletas cortas, daban palo a los bolches, tiraban tiros al aire
y se repintaban todas las paredes que estaban empapeladas
con las consignas y afiches bolches.
Era una operación que duraba de 5 a 10 minutos, y rajaban.
Cuando se iban caía la cana que les daba apoyo, chiquicientas
chanchitas en la que metían a palo y patada a cuanto pendejo
encontraran, fuera quien fuera, bueno o malo, politizado o en babia.

Cuando caían los JUPOS ya sabías lo que había que hacer, esconderte
o tirarte al piso, no fuera cosa que te ligaras un chumbo perdido.
E inmediatamente después que se fueran, cuando pintaba un SILENCIO
QUE NO VOLABA UNA MOSCA,

RAJAR LO MAS PRONTO Y CON LAS PILAS PUESTAS.

En esa época jugaba al futbol y corría en pista, informalmente
en el liceo y en la calle como todos.
Volaba y no me agarraban ni en pedo.
Solo una vez estuve a punto de que me agarraran y todavía me
acuerdo del CAGAZO QUE PASE.

Yo iba al idal y cuando pintó el quilombo arranque a correr por centenario
pa 8 de octubre, como trotando. Cuando paso por el hospital militar
veo una chanchita y un tremendo milico granadero que entra a correr
hacia mí.
Yo metí acelerador, pero miraba para atrás y el milico corría como un hijo
de puta y cada vez se acercaba mas.
Cuando estaba casi por alcanzarme, llegando a o de octubre, veo que
viene una cachila de cutcsa 185 que va dando vuelta pa seguir por larrañaga,
y yo pego el salto y caigo hecho mierda en el descanso,
y allá quedó el milico puteando.
¿Vos te cres que el gallego colaboró con el cana?
Olvidate, fondeó la cachila y se cagaba de risa allá en su
cubículo.

Circular en la calle no era fácil, todo el tiempo había controles
en que de un patrullero o de una veraneio no te pidieran documentos,
y si andabas flojo de papeles marchabas en averiguación.

Peor eran las razzias que duraron años incluso avanzada la democracia.
Agarraban cualquier ómnibus del transporte colectivo, lo tomaban,
y seguian el recorrido metiendo a todos los que subían en cana al
patio de jefatura mínimo 24 horas.
Si veías un ómnibus que encadilaba, rajá.
Si sos tan boludo como pararlo y pedirle boleto al cana, manejate.

Yo zafé olímpico TODA LA DICTADURA Y TODA LA DEMOCRACIA
gracias a mis artes situacionistas.

Andaba vestido MUY común y corriente, y con un portadocumentos
preparado para el ACTO DE MAGIA DE ENCANTAR sujetos con poco
desarrollo de sus capacidades cognitivas y elaboración de pensamiento
abstracto.
Cada vez que me encararon, que fueron MUCHAS,
abría mi porta documentos y les iba describiendo lo que les mostraba:

Cédula de Identidad.
Certificado de Actividad Laboral.
Credencial Cívica.
Carnet de Estudiante.
Carnet de Salud Estudiantil.
Vacuna Antivariólica.
Vacuna Antitetánica.

Cuando terminaba de decir antitetánica el cana ya me
estaba mirando como TRASPASANDOME CON LOS OJOS.
Sus pensamientos se podían leer como los titulares del país
en la plaza libertad.

¿Este boludo me está tomando el pelo?

Y el boludo ahí mirandolo con una cara de gil
y superalcagüete recontento de tener todos los papeles
como un buen puto ciudadano, esperando la aprobación
del AMO SHERIFF.

Nah, si es un pobre infeliz!

No podía resistir a la dosis de reconocimiento a la autoridad
que le aplicaba, porque su necesidad de aprobación es como
la de cualquiera y es tan manejable como conciente de ella sea.

Siga, siga! decía con cara seria, hinchada por el EGO DE SENTIRSE AUTORIDAD.

Bueno, no voy a contar mi vida en las calles porque no termino mas.

Un día estaba en el BROU haciendo cola en una caja para pagar
un despacho.
El cajero era un sorete inmundo que te trataba pal culo y si podía
te cagaba el trámite, dirigente de aebu.
A lado había un milico de azul, resimpatico, que brillaba por la buena
onda y lo buena gente.

Yo miraba a ambos y me preguntaba: ¿a quien voy a invitar a mi casa
para compartir mi pan y mi vino?
No había NINGUNA DUDA.

Entonces me cuestioné,por supuesto REFUMADO:
Con que artilugio pseudoracional, con que mentira, con que miedo,
con que prejuicio, estoy yo juzgando GENERICAMENTE A LA POLICIA.

¿Quien está cuidando LA GUITA DEL RICO QUE ME EXPLOTA Y ME
IMPONE SUS CONDICIONES DE SALUD PARA QUE RINDA COMO UNA
DE SUS VACAS?

Ambos, NO HAY NINGUNA DIFERENCIA,
AMBOS SON EMPLEADOS DEL MISMO PATRON, EL ESTADO.

La única diferencia es que EL PUTO CAJERO ESTA CON EL CULO
EN UNA SILLA y no tiene huevos ni para encarar un mosquito,
e incluso si le quiero pegar por sorete el que lo va a defender es el cana,

en cambio AL POBRE CANA LO MANDAN CON UN PALO Y UN 38
a la CALLE A HACER EL TRABAJO VIOLENTO.

¿Me voy a enojar con mi hermano solo porque agarró
el laburo sucio y voy a perdonar al imbécil sindicalista
que con su conducta TRAICIONA LOS VALORES DE LA LUCHA OBRERA?

Ese día se me fueron de una vez y para siempre TODOS mis PREJUICIOS,
MI ODIO Y MI MIEDO a la POLICIA.

Empecé a mirar mas arriba, a los chanchos, A USTEDES.

Pero ya no lo hice con odio ni con resentimiento,
ahora soy operativo y constructivo, también entiendo
y considero necesario y valioso vuestro rol como autoridades.

Pero ESTAMOS LUCHANDO PARA QUE NOS INTEGREN,
QUE NOS TOMEN EN CUENTA Y QUE RESPETEN NUESTROS DERECHOS.

No es viniendo a NUESTRAS CASAS A CONTAR NUESTRAS PLANTAS que
van a entendernos y beneficiarse en el intercambio con nuestra experiencia de CONSUMIDORES
RESPONSABLES DE CANNABIS DURANTE 30 AÑOS.

Empiecen por DARNOS EL ALTA y HABLEMOS EN IGUALDAD DE CONDICIONES.

¿Y CUALES SON LAS VICTIMAS DE LAS VICTIMAS,
LOS ULTIMOS, LOS QUE ESTAN ALLÁ EN EL FONDO
DEL TARRO, QUE TIENEN QUE SALIR A LIMPIAR
TODA LA MIERDA QUE PROVOCAN CON SUS POLITICAS
FALLIDAS?

Los pobres polícías.

A mí me costó entenderlo, los odié media vida.

Después,
GRACIAS A LA MARIHUANA,
me hice hombre y me rescate.

Acá en el barrio somos todos iguales y los milicos
son uno mas, viviendo su circunstancia como quiere
y puede.

Pero la verdad que lo que le piden a esta pobre gente
no solo es una fantasía sino que ademas pone en riesgo
su vida, su moral, su familia, su trabajo.

Ni JESUCRISTO SUFRIO TANTAS TENTACIONES y SOLO FUERON
CUARENTA DIAS.

Con 20 lucas de sueldo los mandan a CONTROLAR EL NEGOCIO
MAS FLORECIENTE QUE EXISTE QUE EL UNICO PROBLEMA QUE
TIENE ES EL EXCESO DE PAPEL BILLETE.

¿que les piden? ¿que sean una mezcla de mormon, monje
tibetano, ninja, samurai y hermana teresa?

Todo eso con unos meses de "entrenamiento" y por 20 lucas.

¿No estaran pidiendo mucho?

Les dan pan duro y les pasean el dulce por la cara:
joda, mujeres, droga, autos, y todo en manos de los
delincuentes,

y ellos, la ñata contra el vidrio,

¿son nabos los milicos o tienen sueldo de legislador?

Y los ricos, y los políticos, y los Universitarios
de cuento por el mundo dando sus conferencias sobre
políticas de DROGAS basadas en

sueldos de 20 lucas para gente que no tiene formación
técnica en salud.

Y LO MAS IRRESPONSABLE ES QUE DEJAN A LOS MILICOS
EN ESA CIRCUNSTANCIA DE COMPLETA VULNERABILIDAD MORAL,
CIRCUNSTANCIA QUE NO PIDIERON NI PUEDEN VALORAR,
ARMADOS Y CON PODERES CUASI ILIMITADOS
ACTUANDO SOBRE LA POBLACION CIVIL Y LAS MINORIAS
COMO NOSOTROS LOS MACOÑEROS, LA CULTURA HIPPIE DEL CANNABIS.

Y después se ASUSTAN DE LA VIOLENCIA COMO SI CAYERA DEL CIELO.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario